Algunos consejos

Cuidado de las joyas con baño de oro

anillo de diseño modelo outono, joyería de diseño en plata con baño de oro. joyas siliva

Seguramente tienes o has tenido algunas joyas de diseño con baño de oro en tu joyero. Queremos darte un poco de información sobre este proceso, y algunos consejos para que se conserven doradas como el primer día el mayor tiempo posible.

Joyas de diseño SILIVA. Anillo bañado en oro.

Anillo de plata con baño de oro, de la colección XEOMETRÍA

Las joyas de diseño bañadas en oro tienen la apariencia de una joya de oro, pero son mucho más económicas, y nunca se pueden vender como oro, ya que el baño de orono es más que una capa delgada de oro sobre la superficie de otro metal, casi siempre cobre o plata, que se realiza mediante procesos químicos o electroquímicos.

Cuando hablamos de joyas con baño de oro tenemos que hablar de micras, que no es más que el espesor de la capa de oro que aplicamos sobre la joya diseñada. Cuanto mayor sea este espesor (mayor número de micras), más oro contiene la joya y por lo tanto, más alto será el precio y mayor será su duración. Es importante que sepas que esta duración es directamente proporcional a su uso adecuado. En conclusión, en el uso continuado de joyas de diseño con baño de oro, es aconsejable renovar periódicamente el baño de oro.

Puedes encontrar en el mercado joyas de diseño con baño de oro de precios muy diversos. Algunas te parecerán muy baratas con respecto a otras, pero mucho cuidado! En el precio influye la calidad y los quilates del baño, pero también el metal que está debajo. Aunque tengan la misma apariencia, no tiene nada que ver una joya de cobre, latón u otro metal bañada en oro, que la misma joya diseñada en plata.

Joyas de diseño SILIVA. Pendiente bañado en oro.

Pendientes de oro de 18 quilates, modelo VAGALUME

COMO CUIDAR EL BAÑO DE ORO

Si quieres que tus joyas de diseño bañadas en oro se deterioren lo menos posible con el paso del tiempo y luzcan como el primer día, lee atentamente estas recomendaciones:

  • Primero, es importante que te acostumbres a quitarte las joyas antes de lavarte las manos o ducharte, y cuando vas a la playa o a la piscina.
  • Segundo, no las tengas expuestas al sol o a la luz. No es buena idea colocarlas expuestas en soportes que estén al aire, ni las guardes en sitios húmedos. Del mismo modo tampoco las expongas a cambios bruscos de temperatura.
  • Evita siempre el contacto con productos de limpieza, detergentes, lejía…
  • Evita  en la medida de lo posible que las joyas entren en contacto con maquillajes, lacas, cremas, perfumes…
  • No las uses si vas a realizar alguna actividad deportiva, ya que como resultado el sudor puede dañarlas. Además debes saber que el propio ph de la piel puede hacer que cambien un poco de color.
  • Lo ideal sería guardarlas individualmente en bolsas, por ejemplo dentro de un joyero o un cajón cerrado.
  • Si necesitas limpiarlas usa agua tibia y jabón de ph neutro, posteriormente las secas suavemente con un paño o con el secador.

En resumen, las joyas de diseño bañadas suelen ser bastante delicadas, y si tienes algún problema con ella y pierde el dorado, generalmente se pueden volver a dorar, quedando como recién comprada.

Esperamos que este post te haya servido de ayuda, en cualquier caso, si te quedan dudas, no dudes en consultarnos!

Joyas de diseño SILIVA.