LAS PERLAS

Tipos de perlas

los tipos de Perlas. Joyas Siliva. - Joyas S I L I V A

LOS TIPOS DE PERLAS

Antiguamente, los griegos creían que las perlas eran trozos de la luna que habían caído al mar y los persas pensaban que eran lágrimas de los dioses, en la mitología romana se creía que Venus, diosa del amor y belleza, había nacido como una perla, dentro de una ostra.

También hay quien afirma que las perlas son los diamantes del mar.

Pero en realidad las perlas son gemas orgánicas que se producen dentro del cuerpo blando de los moluscos.

Cuando un cuerpo extraño se introduce en el interior del cuerpo del molusco, al no ser capaz de expulsarlo, éste reacciona superponiendo lentamente en capas concéntricas sobre la partícula una mezcla de cristales conocida como nácar; Al cabo de un tiempo, la partícula termina totalmente envuelta por estas capas de nácar, cuanto más tiempo permanezca este elemento, también llamado núcleo, en el interior de la ostra, más capas de nácar se segregarán sobre él.

Este acto puede ser natural, o producido por el hombre. Si se trata de un acto natural este proceso tarda como mínimo 10 años, en el caso del cultivo, tras implantar un trozo de tejido dentro del molusco, éste se devuelve al agua y solo queda esperar entre seis meses y varios años a que la perla se forme.

No todas las ostras a las que se les ha implantado un núcleo producen perlas, algunas se mueren y otras expulsan este cuerpo extraño al mar.

El efecto especial que presenta el nácar bajo la luz en sus diversas capas se denomina “oriente”, y esto lo  podríamos definir como un brillo nacarado que posee la perla, que, unido a otros factores como el tamaño, el color o la forma, son lo que determina su calidad y precio final.

Las perlas pueden ser producidas por cualquier molusco, pero para que éstas puedan ser utilizadas como gemas, el molusco debe tener un recubrimiento nacarado.

La verdad es que, en realidad, prácticamente todas las perlas que se comercializan hoy en día son cultivadas, tanto en agua dulce como salada. Fue en 1893 cuando el japonés Kokichi Mikimoto descubrió con gran acierto este método con el que, dicho sea de paso, obtuvo sustanciales beneficios económicos.

Las perlas que se crean de forma natural son una rareza, una de cada 10.000 ostras podría contener una y por ello pueden llegar a alcanzar precios astronómicos.

 

DEBIDO A SU FORMA, BÁSICAMENTE PODEMOS ENCONTRAR TRES TIPOS DE PERLAS:

Perlas Quiste: Son las perlas redondas, ovaladas o con forma de pera, su superficie está recubierta completamente de nácar porque se forman sueltas en el saco perlífero. Se suelen utilizar enfiladas para collares y pulseras. El taladro atraviesa la perla de un lado a otro.

Pulsera de diseño en plata personalizada y esmalte al fuego modelo Ledicia, Joyas Siliva.

Pulsera Ledicia, de plata y esmalte al fuego con perlas quiste cultivadas. Joyas Siliva.

Perlas Mabe o Blíster: Son las que se forman adheridas al interior de la concha, y están nacaradas solo por una parte. Estas perlas se suelen utilizar principalmente en anillos y en pendientes pegados a la oreja, ya que el taladro de la perla solo se hace por un lado, el lado que está pegado a la concha, para colocarla en un espigo de metal y que no se va a ver en la joya montada.

Perlas Barrocas: Son las que presentan formas irregulares y suelen ser de tipo pera o redondas. Son ideales enfiladas para collares y pulseras, y también se utilizan mucho como perillas en los pendientes y colgantes.

Anillo de plata, cuero y perla natural. Joyas Siliva.

Anillo de plata con cuero natural y perla mabe. Joyas Siliva.

SEGÚN EL AGUA DÓNDE SE ENCUENTREN,  PODEMOS ENCONTRAR DOS TIPOS DE PERLAS:

Perlas cultivadas de agua salada

Estas perlas de agua salada son más caras y de mayor calidad que las de agua dulce. El proceso, que requiere controles y cuidados constantes, puede durar hasta 9 años. Estas perlas poseen unas características únicas que dependen de factores como temperatura y salinidad, por lo cual el lugar donde se cultive la perla juega un papel muy importante.  Su procedencia es del este de Asia.

Hoy en día factores externos como el cambio climático tienen una importante incidencia en el cultivo de perlas en agua salada.

Sobresalen 3 tipos de perlas de agua salada:

Perlas Akoya:

Se cultivan en los meses de invierno en China y Japón, aunque estas últimas son de mejor calidad.

Las perlas Akoya muestran un brillo especial, muy intenso, que reluce entre todas las perlas de agua salada, se asocia su lustre con el de un espejo. Estas perlas tienen un difícil crecimiento, su tamaño puede abarcar de 3 a 10 milímetros, aunque a partir de los 8 milímetros ya son carísimas por su rareza.

Otra de las peculiaridades de las perlas Akoya es que, con respecto a su forma, suelen mostrar una redondez casi perfecta y simétrica, raramente presentan forma de gota o de botón y muy excepcionalmente forma barroca.

Sus colores suelen ser neutros, y entre blancos, cremas y rosados; Aunque estos colores varían según el proceso de cultivo.

Los frutos de esta producción son muy escasos, y apenas el 5% de las perlas recolectadas serán consideradas de la más alta calidad para ser utilizadas en joyería de alta gama, por eso éstas últimas tienen unos precios muy elevados.

Perlas australianas, o Perlas de los mares del sur: 

Se trata de un tipo de perla cultivada en las aguas saladas del norte de Australia, Indonesia y Filipinas. Estas perlas se cultivan en una ostra gigante, la “Pinctada Máxima”, lo que permite colocar un núcleo más grande en el molusco, y producir perlas que pueden abarcar desde los 10 hasta los 20 mm, aunque las que miden más de 15 mm ya son muy escasas.

En función del tipo de labios de la ostra se producen perlas de diferentes colores. Las ostras de labios plateados producen perlas con tonos blancos, cremas, azules y grises, y la variedad de labios dorados producen las perlas doradas, mundialmente conocidas como “las reinas de las perlas”

Su forma puede ser desde perfectamente redonda hasta adoptar una forma asimétrica  y barroca, y su lustre u oriente es suave y satinado. Estas perlas suelen alcanzar precios muy elevados, sobre todo las doradas. El tiempo de cultivo de esta perla es de 2 a nueve años aproximadamente.

Las perlas australianas, o perlas de los mares del sur, son de las más exclusivas y costosas del mundo.

Perlas Tahitianas:

Estas perlas se cultivan mayoritariamente en las aguas saladas de la Polinesia Francesa, y aunque se encuentran en una amplia gama de colores naturales, el más común es el que abarca una amplia gama de grises, porque los labios de la ostra donde se cultivan (pinctada margaritifera) tienen este color. La perla Tahitiana color negro profundo está consideradas las más bellas del mundo y son extremadamente raras.

Su forma, al igual que las perlas australianas, puede ser perfectamente redonda, pero también asimétrica o barroca.

Las perlas tahitianas tienen un brillo intenso, miden entre los 8 y los 14mm aunque algunas alcanzan los 16 y muy raramente pueden llevar a los 18mm, y se cultivan en un tiempo relativamente corto, entre dos y cuatro años; Sin embargo, como sucede en este tipo de cultivos, sólo el 8% de las perlas resultantes tienen la suficiente calidad como para ser utilizadas en alta joyería; 

El color marrón en las perlas cultivadas de Tahití fue introducido hace unos años, estas perlas se conocen como “perlas chocolate” y están tratadas para aclarar el color superficial.

Y estos son los tipos de perlas de agua salada que podemos encontrar en el mercado.

Pinctada_margaritifera,_Aquarium_Finisterrae,_Galicia,_Spain

Ostra Pinctada margaritifera. Aquarium Finisterrae, A Coruña.


Tipos de perlas. Perlas de Tahiti.

Perlas de Tahití.

Perlas cultivadas de agua dulce o perlas Freshwater:

Fue alrededor de 1950 cuando los japoneses comenzaron a producir grandes cantidades de perlas en el lago Biwa, para ello utilizaron una especie de mejillones de agua dulce, y lo hicieron sin insertar un núcleo, solo trozos de manto de otros ejemplares.

Estas especies de mejillones tienen la ventaja de que cultivan a gran velocidad, y además son de gran tamaño, por lo que pueden cultivar entre 20 y 50 perlas juntas cada uno.

Mejillones perliferos para el cultivo de perlas de agua dulce - Joyas S I L I V A

Mejillón para el cultivo de agua dulce.

Las primeras perlas eran bastante pequeñas y de formas irregulares, pero este cultivo se fue perfeccionando con el paso del tiempo.

Fue en los años 60 cuando China comienza su producción, también con perlas de baja calidad y poco tamaño en un principio, sin embargo, hoy en día se introducen núcleos de gran tamaño y formas muy diversas, lo que permite que se cultiven perlas que pueden llegar a medir 20mm de diámetro, y con una calidad más que aceptable; Es verdad que a mayor tamaño, mayor precio, pero aun así, nada que ver con los precios de las perlas de agua salada, y esto se debe sobre todo a que  su producción es muy abundante y rápida, lo que genera costes más bajos que el cultivo de agua salada.

Además de China, el cultivo de perlas también se realiza en Japón y EEUU, pero la producción de China, hoy por hoy representa el 90% de la producción mundial.

En  cuanto a la forma de las perlas de agua dulce,  al igual que las de agua salada, pueden ser redondas, en forma ovalada, de pera, o barrocas, que, en el caso de este tipo de perlas, son las más apreciadas, pero también se cultivan perlas estriadas (cuyas estrías recorren todo el perímetro de la perla), y por supuesto, hoy en día se insertan núcleos de todas las formas posibles, en forma de disco plano, de estrella, de flor, incluso de Buda, las formas más caprichosas que nos podamos imaginar. También se cultivan perlas alrededor de varios núcleos.

 

Los tipos de perlas, perlas chinas de agua dulce con núcleo de disco. Joyas Siliva.

Los tipos de perlas, perlas chinas de agua dulce con núcleo de disco. Joyas Siliva.

 

 

Tipos de perlas, agua dulce con forma de flor. Joyas Siliva.

Tipos de perlas, agua dulce con forma de flor. Joyas Siliva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL COLOR DE LAS PERLAS

En cuanto a la manera en que adquieren su color, podemos encontrar tres tipos de perlas:

Perlas de color natural: Como decíamos antes, las perlas, tanto naturales como cultivadas adquieren el color de los labios de la ostra, que son las partes internas de la concha.

Perlas de color irradiado: Se somete la ostra a una radiación, de manera que se modifica su color interno alterando la estructura de su nácar,  y después el proceso es igual que el natural. Los colores que se obtienen con este método son limitados. Encontramos sobre todo el negro, pero también grises y violetas.

Perlas teñidas: Hoy en día podemos encontrar perlas de todos los colores imaginables, esto es gracias al teñido con pigmentos, aunque éste tinte queda solamente en la capa exterior de la perla, por eso las perlas se tiñen después de perforadas, cualquier posterior taladro o muesca en la perla dejaría ver su color real. 

Si quieres saber como cuidar tus perlas naturales o cultivadas, pincha aquí.

 

 

Tipos de perlas. Perlas de agua dulce teñidas de diferentes tamaños, formas y colores. Joyas Siliva

Tipos de perlas. Perlas de agua dulce teñidas de diferentes tamaños, formas y colores. Joyas Siliva

PERLAS ARTIFICIALES

Y por último, en esta publicación sobre los tipos de perlas, tenemos que hacer una pequeña mención a las perlas artificiales.

Las perlas artificiales son aquellas que están hechas por el ser humano al 100%, y dentro de éstas, hay muchas calidades también, las más famosas del mundo por su calidad, son las perlas de Mallorca

Para fabricar estas perlas, un núcleo de cristal blanco se sumerge decenas de veces en una esencia de perla madre, que lo va recubriendo en capas extremadamente finas.

La superficie de estas perlas de más dura y más lisa, y no se ve afectada ni por el maquillaje, ni por el perfume o los cambios de temperatura.

 

Los tipos de perlas. Pendientes con perlas de Mallorca.

Pendientes con perlas de Mallorca.

Y ya en otro nivel mucho más bajo,  podemos encontrar abalorios que son imitaciones de perlas hechas de resinas, de plásticos, o de otro tipo de materiales.

Como puedes ver, la belleza y fama de estas gemas orgánicas ha hecho que existan muchos tipos de perlas, desde las que pueden alcanzar precios astronómicos en la alta joyería para los más privilegiados, hasta las que están hechas como abalorios para la bisutería más modesta. 

En nuestro post “6 pruebas para saber si una perla es real o artificial” te contamos unos pequeños trucos para aprender a diferenciarlas.

 

DATOS CURIOSOS SOBRE LAS PERLAS 

Como curiosidad podemos decir que la perla natural vendida más cara de la historia, está en un pequeño colgante con diamantes y pertenecía a María Antonieta, su compradora fue una empresaria austríaca, que en el año 2018 pagó la friolera de 32 millones de dólares en una subasta de Sotheby’s.

Con bastante menos precio, pero quizás la perla más famosa es la perla Peregrina. Esta perla, que fue encontrada en el siglo XVI, perteneció al rey Felipe II de España, e incluso aparece en algunos cuadros de Velázquez, fue adquirida en el año 1969 en una subasta por Richard Burton como regalo para su amada Elizabeth Taylor por 37.000 dólares, y perteneció a ésta hasta su muerte.  

Un dato curioso confirmado por la propia Elizabeth Taylor en sus memorias cuenta que en una ocasión la perla se le cayó al suelo en una alfombra y antes de que pudiera encontrarla uno de sus caniches la cogió y la mordisqueó, quedando algo dañada.

Tras la muerte de Elizabeth Taylor, en el año 2011, la Peregrina sale otra vez a subasta por la empresa Cristhie’s y es adquirida por un valor de 9 millones de euros.

Y la perla más grande que existe en el mundo? Pues tendríamos que hablar de tres ejemplares de gran importancia:

En 1939 se da a conocer la perla Lao Tzu, o perla de Alá, una perla que asombra al mundo con sus de 6,4 kg de peso, y cuyo tamaño quedaría ensombrecido 77 años más tarde, cuando en la isla de Palawan aparece otra supuesta perla de, ni más ni menos que 34 kg de peso.

Sin embargo, lo curioso es que la que aparece a día de hoy como la perla más grande del mundo en el Guinness World Records, ya que está certificada por el Instituto Gemológico de América, no es ésta, sino otra perla de 27,65 kg de  que salió a la luz en el año 2019, cuyo propietario es un filipino que reside en Canadá. Esta perla está tasada en unos 80 millones de euros, pero si te ha gustado esta publicación sobre los tipos de perlas, esto te lo contamos con más detenimiento en nuestro post LA PERLA MÁS GRANDE DEL MUNDO.

Recuerda que puedes seguirnos en redes sociales, no encontrarás en facebook, Instagram y Pinterest.

Joyas de diseño SILIVA.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *